AMANTES

AMANTES

Sentados en la pequeña mesa junto a la ventana, veían pasar a los transeúntes, despreocupados en apariencia, sin advertir su presencia. Dentro, ella le cogía las manos y él se dejaba llevar. Ella lo miraba apurando las últimas gotas de café y él le sonreía. Al final salían juntos, abrazados, contentos y enamorados hasta la …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Piel de algodón

Piel de algodón

“Tu piel es suave como el algodón”, le decía a mi hijo de dos meses, tumbado en la cunita. “Tu piel es suave como el algodón”, le decía a mi hijo de dos años, dormido en su camita. “Tu piel es suave como el algodón”, le dijo mi hijo a su madre acariciándole la cara. …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Lágrimas de otoño

Lágrimas de otoño

La recuerdo sentada en aquel banco. Fue en primavera cuando la conocí, el blanco brillante, como su cara, dulce y sonriente. Sus piernas, fuertes y bien torneadas, una sobre otra. Excitaba solo mirarla. Vino el verano y pasábamos las tardes, charlando, contándonos nuestras vidas y deseándonos. En otoño nos daba tristeza. Veíamos caer las hojas …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Olor a cardenales

Olor a cardenales

El rocío de la mañana mojaba mis pies por donde pasaba. Caminé por aquellos andurriales hasta que tropecé con una casa singular rodeada de gladiolos, azucenas y lirios. Además, el aroma de lavanda se esparcía en el aire al rozarla con las manos. Pero sobre todos ellos, destacaban unos geranios rojos. – Hermosos geranios tiene …

Seguir leyendo Seguir leyendo

El olfato

El olfato

Cada mañana, para ir al trabajo, ella pasaba por el parque. Sentado en un banco, él esperaba su presencia que le alegraba al alma. Ella iba siempre contenta, con el paso firme, su falda por encima de la rodilla y una amplia sonrisa que hacía que todos los hombres se giraran al verla. Un día, …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Tres rosas

Tres rosas

El sol invernal entraba por los grandes ventanales de la cafetería y un pequeño rayo se posaba encima de la rosa que, indefectiblemente, llevaba el hombre a la mujer todos los domingos. Pasarían de los ochenta, pero iban impecablemente vestidos. Un día llegó y contrariado, vio que la mujer no estaba. Después de hablar con …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Déjate llevar

Déjate llevar

Déjate llevar, decía una voz en mi interior. Mi cabeza daba vueltas, cansado, mareado, agotado. Tan cansado estaba que no podía caminar. Déjate llevar, me seguía diciendo. Me senté y cerré los ojos un momento. Saldría a volar, saldría a nadar, saldría a reír, a dejarme llevar, sí, eso es. Me desnudé y me fui …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Beso robado

Beso robado

No sabía cómo hacerlo y aquélla era la única forma que se me ocurrió. Sus labios me supieron a gloria y su mirada, extrañada, aunque la esperaba, me dolió. Yo la veía cada tarde llegar corriendo y, a mi altura, se paraba a mirar el mar. Yo estaba sentado, detrás y pensaba cómo hacer para …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Mantequilla

Mantequilla

El sol iluminaba la cocina desde los grandes ventanales orientados al sur para que siempre entrara el sol en invierno. Era mi lugar preferido y donde pasaba la mayor parte de mi tiempo cuando estaba en casa. Porque cocinar era mi gran pasión. Cuando leía una revista, una amiga me contaba un secreto o, simplemente, …

Seguir leyendo Seguir leyendo

Medias

Medias

Me preguntó si tenía medias. Sí claro, le contesté. Entonces, póntelas, no te arrepentirás. Desde que se trasladó al vecindario, nuestros encuentros, al principio esporádicos, fueron cada vez más frecuentes. Cada vez nos conocíamos más sexualmente aunque no queríamos reconocerlo. Era él quien solía venir a casa. Los dos sabíamos cómo acabaríamos pero nos gustaba …

Seguir leyendo Seguir leyendo